Sistemas de seguridad en el sector agrícola

Los sistemas de seguridad en el sector agrícola

La seguridad en instalaciones no sólo es tema que compete a grandes ciudades o poblaciones medianas, tanto en naves industriales como en edificios de grandes corporativos, centros comerciales o enormes mansiones es importante recurrir a especialistas en seguridad también en el sector agrícola. 

Si en algún momento se piensa que las explotaciones no están en el punto de mira de los delincuentes, se está en un error, porque el sector rural también sufre robos y las consecuencias que esto conlleva.

Así que tanto almacenes, como corrales, bodegas, naves, herramienta, maquinaria y hasta los mismos campos sembrados con diferentes productos, son objetivo de los ladrones que encuentran en esta área una fuente de trabajo importante de la cual pueden sacar dinero luego, con la venta de lo robado.

Cierto es que las explotaciones agrícolas o ganaderas, que son más objetivo de robos, son las que se encuentran en zonas más despobladas, alejadas de pueblos y ciudades, que están rodeadas de caminos estrechos y senderos sin un fácil e inmediato acceso a ciertas vías de comunicación y que, encima, tienen muy mala cobertura para la comunicación telefónica.

En propiedades con este tipo de características es donde los dueños tienen que tener un buen y efectivo sistema de seguridad que les permita proteger la infraestructura, de tal manera que incluso cuando tengan que dejar sola la propiedad, no les sea fácil el acceso a los delincuentes.

Hay zonas en las que se cuenta con la presencia de miembros de algún cuerpo de seguridad, como la Guardia Civil, que cada vez recibe más denuncias por robos en el sector agrícola, lo que ha hecho que giren su mirada a este tipo de infraestructuras, realizando disposivitos de seguridad a fin de evitar los continuos robos que sufren tanto ganaderos como agricultores.

Pero aún así, es imposible vigilar tantas explotaciones que hay en el territorio nacional, sobre todo cuando se acerca la temporada de recolección de ciertos productos, sea frutas o verduras, y que una vez recogidos en cajas, guardados en un almacén mientras se llevan al destino final, pueden ser motivo robo a altas horas de la madrugada.

Si no se cuenta con un sistema de seguridad, es porque el propietario desconoce que hoy en día empresas de seguridad, como Tecnicom, ofrecen tecnología especializada para proteger el sector agrícola y que, además de ser efectivas, se adaptan a cada explotación ante las necesidades que presenta cada una. Esto es algo que la empresa toma en cuenta al momento de diseñar un proyecto de sistema de alarma individual.

 

Los tiempos cambian: consejos en seguridad

El principal problema que tienen agricultores y ganaderos, es que no cuentan con infraestructuras necesarias en sus instalaciones para guardar maquinaria, materia prima, productos y herramientas que, al final de cada jornada, tienden a dejar al aire libre, facilitándoles el robo a los delincuentes.

Hace tiempo, cuando la economía era más activa, había ganaderos o agricultores que tenían trabajadores que vivían en la misma explotación, el cual se encargaba también de vigilar. Esto impedía la acción de robos contínuos.

Pero los tiempos han cambiado y hoy en día no todos pueden permitirse tener un trabajador permanente en su explotación, debido a que la crisis económica ha golpeado fuertemente al sector agrícola.

Y es que volvemos a los que dijimos anteriormente: las necesidades de cada propietario, en materia de seguridad, varían de acuerdo a la extensión de la propiedad, por eso tanto agricultores como ganaderos, deben tener claro, antes de adquirir un sistema de seguridad, qué es lo que quieren proteger, si la finca completa o sólo las instalaciones donde se guarda maquinaria y materia prima.

Si lo que se pretende es proteger la propiedad en su total extensión, el propietario encontrará en el mercado soluciones interesantes de seguridad para evitar el robo por intrusión. Es importante saber que para este tipo de sistemas se debe tener una buena cobertura de telecomunicaciones, un buen servicio de energía y estar conscientes de que instalar un sistema de seguridad en grandes extensiones de campo abierto, es complicado.

En cambio, almacenes, bodegas y otros sitios cerrados que forman parte de la explotación, sí pueden ser protegidos con sistemas de seguridad por las características del sitio, que impiden la intrusión de los ladrones.

En resumen: proteger el sector rural con tecnología especializada es posible hoy en día, pero también con sus limitaciones; todo dependiendo de la zona donde se encuentre la propiedad, de las características y necesidades de ésta, pues cierto es que por muy avanzada que esté la tecnología, hay zonas donde la energía y la comunicación no fluye del todo. Y ante este tipo de circunstancias, es cuando entonces se debe acudir a la seguridad privada.

te puede interesar