Los detectores perimetrales ayudan a impedir una intrusión

Los detectores perimetrales ayudan a impedir una intrusión

Si algo se debe tener claro cuando se instala una alarma de seguridad, es que una intrusión en la propiedad debe detectarse lo antes posible, a fin de reaccionar a tiempo y detener a los autores de un posible atraco o de los daños que pudieran hacer al inmueble.

Y es que una gran variedad de los sistemas de intrusión que hay en la actualidad, funcionan en base a la instalación de detectores volumétricos en la propiedad que protege, lo cual puede hacer que el detectar a un intruso se produzca demasiado tarde, o cuando ya se haya cometido algún robo o daño a la misma propiedad.

Cuando una alarma se instala en alguna propiedad, en el diseño del sistema de seguridad es importante tomar en cuenta los elementos de detección perimetral, aunque hay propiedades, como viviendas u oficinas ubicadas en bloques de edificios, en las que en la puerta de entrada no proceden más elementos perimetrales.

En el caso de las zonas exteriores, si algún extraño se introduce, se emitirá una señal acústica interior y los sistemas de detección perimetral activarán inmediatamente una señal, la cual se enviará inmediatamente a la Central Receptora de Alarmas.

Esto permitirá comprobar si la persona que se detecta es un extraño y la empresa de seguridad, en este caso Tecnicom, se pondrá en contacto con el propietario. Si la alarma es real, los operarios de la empresa contactarán inmediatamente a la policía.

En el caso de los detectores perimetrales que se colocan en los exteriores, es importante aclarar que tecnológicamente estos han ido evolucionando, de tal manera que están hechos para aguantar inclemencias del tiempo, además de que estos deben colocarse bien para no ser vistos y menos saboteados por los ladrones.

Al instalarse en el exterior, detectan la presencia e invasión de un área determinada, como puede ser una terraza, un jardín o un porche. Al detectarse una intrusión, la alarma activa el sistema de seguridad y al momento se recibe la señal en la Central Receptora de Alarmas. Esta es una garantía del servicio que en este caso ofrece nuestra empresa.

Para detectar la presencia de intrusos en edificios que están protegidos con un barrera física, como una valla o un muro, se puede hacer un primer círculo de detección perimetral, usando cámaras de seguridad que facilitan la presencia de un extraño y la acción inmediata de medidas cautelares, como avisar a los servicios de emergencia o a la policía.

Una de las características de los sistemas de seguridad que ofrecemos, en cuanto a equipos de seguridad perimetral se refiere, es que se da la posibilidad de que estos se armen de modo parcial.

Esto quiere decir que desde el interior de la casa el propietario puede activar determinadas zonas de su vivienda. De esta manera, en caso de que alguien quiera entrar a la propiedad, el sistema permitirá al dueño del recinto moverse libremente por otras zonas de la propiedad. Por eso esta particular configuración del sistema de seguridad, es propia para que se active durante las noches.

Otros elementos que forman parte de los sistemas de seguridad son las barreras perimetrales, que son elementos de seguridad en base a rayos infrarrojos que al ser atravesados por un intruso, provocan una señal de alarma.

Contactos magnéticos y cámaras de seguridad

Cuando se trata de una vivienda que está en una planta baja o una primera planta, pero que no dispone a su alrededor de un área desde donde se vigila, lo recomendable es colocar contactos magnéticos en ventanas y puertas, que son elementos idóneos para detectar precisamente una intrusión.

Ejemplo de esto son los comercios con grandes escaparates que instalan detectores de rompimiento de cristal, justo en el marco del escaparate.

En la actualidad, instalar cámaras de seguridad para reforzar los sistemas de intrusión, son una gran necesidad y una recomendación, dado que estas permiten verificar en tiempo real, además de que capta imágenes para posteriores trabajos de investigación.

Sin duda alguna, es importante aclarar que el diseño de un sistema de seguridad no compete sólo a grandes instalaciones, sino también a pequeñas. Todo depende de las características de la propiedad para adaptar el sistema de seguridad a sus necesidades.

Eso sí, siempre teniendo en cuenta el detectar a tiempo una intrusión, a fin de tomar medidas, evitarlo o finalmente impedirlo.

te puede interesar