¿Son más habituales los robos cuando llega el frío?

¿Son más habituales los robos cuando llega el frío?

La Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras (UNESPA), ha lanzado un estudio en el que se confirma que aunque el mes de agosto es un mes clave para los robos, no podemos descuidarnos con los robos en invierno: “Los ladrones prefieren actuar en los meses fríos y en agosto”.

En Tecnicom estamos acostumbrados a recibir múltiples llamadas tanto por parte de los particulares como por parte de los dueños de PYMES antes del verano, cuando nuestros clientes se van unos días de vacaciones y tienen temor de dejar su hogar o su negocio sin medidas de seguridad.

Lo cierto es que mi teléfono suena más que nunca entre abril y junio: “Toni, que me voy de vacaciones este verano ¿Qué alarma me recomiendas?”. Esta frase reformulada de mil maneras distintas es un must en la temporada estival. Y confirmo que muchos ladrones se esperan a los meses de verano para abordar viviendas vacías, aunque no siempre ni mucho menos adoptan esta estrategia.

Robos-invierno-frío

El estudio “Los robos en los hogares en España”, basado en los datos proporcionados por las compañías aseguradoras con las que trabaja la UNESPA, afirma que el invierno es la temporada alta de robos en los hogares, sobre todo los meses de enero, febrero y marzo, siendo el Día de Reyes, el 6 de enero, el día en el que se producen los asaltos más graves.

Por otro lado, la gran suma de segundas residencias acumuladas en el litoral de la costa de Levante hace que el número de robos en invierno viviendas sea elevado en las provincias del este, con Tarragona y Murcia a la cabeza. En el otro extremo, es decir, las provincias en las que menos robos hay son Navarra, seguida de Orense, que es sin embargo en la que se registran los robos más graves (por gravedad entendemos la relación entre el capital asegurado de la póliza y el coste del siniestro).

El otoño, sin embargo, es el mes en el que menos robos se registran en las viviendas, lo que pone de manifiesto la preferencia por parte de muchos ladrones de asaltar segundas residencias. Y enero es sin duda el mes en el que se disparan los robos, sobre todo durante las vacaciones de Navidad, destacando el 6 de enero, aunque sin dejar de lado las vacaciones de Semana Santa.

Pero dejando de lado el estudio sobre los robos en los hogares, con respecto a los negocios cabe destacar también la temporada de frío como de peligrosidad para comercios. Durante el Black Friday y la campaña navideña los ladrones aprovechan las grandes multitudes concentradas en las tiendas, galerías y centros comerciales para cometer hurtos, sobre todo de objetos pequeños pero de gran valor.

La campaña de los cítricos en el campo está también en el punto de mira de los ladrones de cosechas en las provincias del este. Y no podemos olvidarnos de los ladrones de vehículos, sobre todo de bicicletas, que aprovechan los días de mucho frío en los que apenas hay gente por la calle para sacar su cizalla a pasear y sustraer unos cuantos ciclos.

En definitiva, podemos decir adiós a los mitos sobre robos en las viviendas, pues estos se distribuyen durante todo el año y los robos en invierno son una realidad. Por ello, es conveniente disponer de los sistemas de seguridad adecuados como alarmas cableadas no inhibibles y no dejar la seguridad para última hora, pues puede que para entonces sea demasiado tarde.

GIF_TECNICOM

te puede interesar