Desmantelado un grupo especializado en robos en Valencia con violencia

robos en valencia con violencia

Desmantelado un grupo especializado en robos en Valencia con violencia

A principios del mes de noviembre, la Guardia Civil desmanteló un grupo organizado que estaba especializado en los robos en Valencia con violencia en viviendas.

La operación se denominó como Wagen y ha conllevado la detención de 14 personas, que cuentan con nacionalidades española y rumana. Son 9 hombres y 5 mujeres, con edades que van desde los 20 a los 47.

En principio, están presuntamente implicados en la comisión de 14 delitos como el robo con fuerza, con violencia e intimidación, y en una tentativa de secuestro.

Robos en Valencia y asaltos: Operación “Wagen” por la Guardia Civil

La Guardia Civil efectuó un total de 11 registros, 10 en Valencia, mientras que otro fue realizado en Navarra.

En ellos ha conseguido intervenir diferentes objetos, como un taser artesanal, 2 pistolas detonadoras, una estrella Ninja y 12.000 euros en efectivo.

Pero además, han encontrado otros objetos supuestamente robados, como piedras preciosas y joyas, móviles, tablets y ordenadores.

También 7 kilos de marihuana y 12.000 euros en efectivo. Se han incautado 4 coches y una furgoneta, y se han bloqueado 8 inmuebles y hasta 28 cuentas bancarias.

Por fortuna, estas detenciones han conseguido evitar el secuestro de un empresario valenciano al que los presuntos delincuentes tenían controlado, ya que habían colocado un dispositivo de seguimiento en su coche.

Se investiga si los distintos detenidos están implicados en delitos tan graves, además de los mencionados, como pertenencia a organización criminal o tráfico de drogas. También otros más leves como defraudación de fluido eléctrico.

Para perpetrar este tipo de delitos, contaban con un cerrajero profesional a su servicio, para conseguir entrar en las viviendas en tiempo récord.

Disponían asimismo de un sistema de seguimiento, con el fin de controlar qué hacían los inquilinos de las viviendas.

Lograban la información que necesitaban estudiando las rutinas diarias de las posibles víctimas, de esta forma podían discernir cuál era el mejor horario para cometer sus delitos.

Llegado el momento, dicho cerrajero daba acceso a la vivienda al los presuntos delincuentes para que pudieran perpetrar el delito.

Mientras, los ladrones se dedicaban a cometer los robos en Valencia y a saquear los domicilios, otros miembros de la organización vigilaban desde el exterior.

Es cierto que la Guardia Civil ha desmantelado este grupo tan peligroso, pero por desgracia no es el único de este tipo. Aunque llama la atención por su “profesionalidad”, por desgracia los hay similares que aún operan.

Por eso es vital tomar todas precauciones que sean posibles como la instalación de una alarma cableada para conseguir que el hogar sea un lugar seguro.

 

te puede interesar