La tendencia global respecto a los robos es pensar que estos ocurren más habitualmente cuando es de noche, ¿pero y si ese tópico no es cierto? He llegado a la conclusión de que se dan por hecho cosas que no lo son respecto a los horarios más habituales para los robos, en base a ello escribo este artículo para haceros llegar la realidad respecto a la hora más habitual para este tipo de prácticas.Hay una gran cantidad de estudios estadísticos acerca de este tema, podemos observar resultados prácticamente en base a todos los horarios pero hay dos que destacan especialmente.

Antes de comentarlos hay que indicar que los ladrones por tendencia general suelen evitar hogares que tengan sistemas de seguridad. Así se demuestra que la forma más segura de proteger nuestra vivienda es mediante un sistema de alarma. Desde Tecnicom os recomendamos un sistema de alarma cableada, que al contrario que otros tipos de alarma este es no inhibible.

Los ladrones tienen como principal objetivo las viviendas unifamiliares por delante de los pisos. Pese a que el porcentaje de intentos de robo es mayor en un hogar unifamiliar la tasa de éxito es superior en los edificios, esto se puede achacar a un mayor uso de sistemas de seguridad en unos respecto a los otros.

Existen dos horarios claves a la hora de realizar los hurtos, el primero de ellos va desde las dos hasta las cuatro de la madrugada, la tasa de robo incrementa además los fines de semana y el tiempo medio del hurto oscila entre los ocho y diez minutos, priorizando en este horario pequeños objetos que puedan tener mucho valor.

 

valencia-robos-en-viviendas-barrios

 

El otro horario difiere mucho en su ‘modus operandi’ del anterior y además rompe el tópico de que los ladrones sólo actúan por la noche. La mañana es el momento del día favorito para los robos de mayor preparación, los ladrones normalmente hacen un seguimiento durante un tiempo a las rutinas del hogar que fijan como objetivo. En base a ello son conocedores de los horarios en los que la casa está sola y el sistema de alarma que esta dispone.

Tras este seguimiento los ladrones conocerán de cuánto tiempo disponen para realizar el saqueo. Las urbanizaciones donde normalmente se encuentran este tipo de viviendas unifamiliares suelen estar desérticas por las mañanas debido a la educación de los niños y al trabajo de sus padres, esto las convierte en objetivos perfectos para realizar hurtos a gran escala con la seguridad de que ese espacio estará vacío durante horas.

Por la noche es mucho más complicado realizarlo en viviendas por lo que el objetivo pasa a los comercios ya que es en la madrugada cuando suelen estar vacíos y desprotegidos.

La prioridad que tenemos en Tecnicom es la de proteger tanto su hogar como su negocio, para que usted pueda tener una convivencia tranquila tanto dentro como fuera de ellos. Su seguridad y la de los que le rodean es lo más importante.