Robo con el método ganzuado: qué es y cómo evitarlo

Robo con el método ganzuado: qué es y cómo evitarlo

Recientemente he leído que la Policía Nacional ha detenido a 61 personas, pertenecientes a una mafia georgiana, acusadas de centenares de robos de viviendas en diferentes ciudades de España. Aunque, más que la alarmante cifra de delincuentes, lo que más me preocupa era su manera de actuar y la escasa protección de las casas.

Los arrestados conformaban hasta nueve células distintas en Madrid, aunque con ramificaciones en distintas ciudades del país, y cada una recaudaba al día una media de 5.000 euros.

Operaban mediante lo comúnmente conocido como el ganzuado. Tras ‘marcar’ los pisos, con la instalación de simples plásticos o cartones, acudían de nuevo para cometer el robo con ganzúas utilizadas a modo de tensor y espadín de apertura e hilos de lana. Con esto conseguían abrir las puertas sin ningún problema.

Se trata de casas y viviendas que no disponen de ningún tipo de alarma cableada. Cuando los detenidos terminaban con su trabajo, simplemente cerraban la puerta y se largaban. Una vez el propietario llegaba a la casa es cuando descubría lo que había sucedido.

Evidentemente, existen varios modos de combatir estos robos y desde Tecnicom no dejamos que esto ocurra. Por ejemplo, con una alarma de protección exterior, la presencia de un intruso habría dado la alarma a la Central Receptora que, inmediatamente, se hubiese puesto en contacto con el propietario y con la policía, en caso de tratarse de un ladrón.

La mafia opera a nivel internacional

En la última detención se ha podido descubrir que los numerosos contactos internacionales no solo provienen de Georgia sino que, además, de otros países como Alemania e Italia.

Su líder se conoce bajo el alias de Vladirmir Steymberg, también llamado ‘ladrón de ley’, y dirigía desde Italia. Se trata de un individuo con un amplio historial delictivo en Georgia por secuestro, asesinato predemitado o compra ilegal de armas y fue expulsado de su país de origen en el año 2014.

Esta investigación viene de la operación llamada Aikon I, que se saldó con la detención de casi medio centenar de miembros. A pesar de la aparente desarticulación, los agentes especializados detectaron que la banda no cesaba en su ilícita actividad y confirmaron a varios individuos ya arrestados en ‘Aikon I’ realizando gestiones para reorganizar la estructura básica de las células operativas.

Según avanzó la investigación, pudieron conocer que el mencionado Vladirmir fue el individuo que durante el mes de mayo estuvo en España tratando de restablecer la estructura de la organización tras ‘Aikon I’ y que había huido a Italia tras ser detenido por falsificación de documentos.

GIF_TECNICOM

te puede interesar