Alarma cableada para negocios, la opción más segura frente a robos y asaltos

alarmas cableadas negocios

Alarma cableada para negocios, la opción más segura frente a robos y asaltos

Mantener un negocio nunca es fácil, además de que es necesario realizar grandes esfuerzos para que salga adelante, la sombra de un robo o asalto alarma a cualquier propietario o propietaria.

Perder gran parte de lo que ha costado tanto en un saqueo o atraco es una situación por la que ningún negocio desea pasar. En este sentido, muchos propietarios y propietarias de empresas y comercios optan por instalar una alarma cableada para negocios.

¿Por qué es tan ventajosa una alarma cableada para negocios?

La principal ventaja que presentan las alarmas cableadas para negocios es que no es posible inhibirlas, como sucede con las que van por vía radio. Puedes instalar una alarma cableada básica con fotoprotectores, con videovigilancia o de protección exterior.

Pero también otras más sofisticadas, que incluyen controles de acceso por tarjeta, controles de acceso por proximidad, control de acceso huella dactilar, acceso facial, o reconocimiento de matrículas. Lo más interesante es que todos estos beneficios se pueden obtener pagando una única cuota mensual. Algo fundamental para cualquier negocio.

Es necesario incidir en la idea de que una alarma cableada es más práctica que una por vía radiofrecuencia, porque en este último caso no resulta complicado inhibir su señal. Si esto ocurre, los ladrones podrán entrar en tu negocio, sin que la central de alarmas reciba la notificación pertinente.

Además debes tener en cuenta un dato fundamental, para que nadie te pueda llevar al engaño. Nos referimos a que las alarmas vía radiofrecuencia no están homologadas para ser utilizadas en ciertos comercios. Es un tema importante, ya que en España se cuenta con un listado de grados de riesgo que hay que seguir cuando se instala una alarma.

El grado 3 determina que el propietario de un negocio debe instalar una alarma cableada y que esté homologada. Al mismo tiempo que establece que no se puede instalar una alarma que se pueda inhibir en algunos negocios concretos, como bancos, joyerías, pirotécnicas, locales de apuestas, gasolineras o farmacias.

Las alarmas cableadas para negocios no fallan, ya que la conexión se realiza precisamente por cable. Además, se puede conectar por teléfono para controlar por medio de una app, o incluir un comunicador RCT (telefónica) y GPRS/GSM, que te enviará un test cada tres minutos y que incluso te permite recibir fotos de tu negocio.

Sin duda, una alarma cableada es la mejor opción para tu empresa.

te puede interesar